Fuente: La Prensa

Se presume que, pasado el décimo quinto día, moradores del sector empezaron a notar la presencia de un olor putrefacto que emanaba de una casa abandonada en la entrada al parque Ecológico, en el sur de Riobamba.

La alerta sobre esta contingencia, al ECU-911, se realizó ayer, en medio de la pandemia de coronavirus, que tiene a la gente encerrada. Sin embargo, el olor fétido -que salía de esa estructura obsoleta- hizo que los moradores pidan la presencia de las unidades especializadas de la Policía Nacional para que investiguen el caso.

En el lugar, se constató la presencia de un cuerpo en estado de antropofagia cadavérica, es decir, en un alto estado de descomposición, lo que dificultó las labores de reconocimiento del hoy occiso. Walter Castillo, jefe de Criminalística en la Subzona “Chimborazo”, mencionó que el hoy occiso, aparentemente, tendría entre 20 y 30 años de edad. La hermana del fallecido llegó al sector y pudo reconocer la ropa que llevaba su ser querido, lo cual hizo que estalle en llanto. El cuerpo fue trasladado al Cementerio para ser inhumado.